Historia de la fresadora

Historia de la fresadora.

La máquina herramienta fresadora debe su nacimiento a un hecho histórico de necesidad militar. También conocido como router, trompo o rebajadora, este artefacto supuso el resultado de un esfuerzo por dar un giro a la producción industrial.

A mediados del siglo XVIII, el inventor francés Honoré Le Blanc había conseguido un avance considerable en el sector dedicado a la fabricación de piezas para armas. Se le había ocurrido la idea de una máquina capaz de fabricar piezas con tolerancias permitidas. Cada pieza de la producción sería fabricada de manera que pudiera encajar y funcionar en todas las armas. Hasta ese momento, los mosquetones eran fabricados por maquinistas cualificados, (verdaderos artesanos), a mano. Ello hacía únicas las piezas y, consecuentemente, no podían encajarlas y hacerlas funcionar en otra arma que no fuera aquella para la que habían sido pensadas.

Sin planteárselo casi, Le Blanc estaba dando un paso de gigante en la industria de la fabricación en cadena. Ello mismo, pero por razones opuestas, provocó la reticencia en sus colegas de profesión europeos, cuando les presentó la idea del proyecto. Temían que ese nuevo giro hiciera peligrar sus puestos de trabajo y su estatus laboral. (La historia demuestra que se trataba de un temor fundado).

Probó entonces a presentarle su idea a Thomas Jefferson, que era el embajador estadounidense, en Francia, de la época. Jefferson sería el primero de los muchos estadounidenses que acogerían la idea como algo positivo. Sus razones eran claras: aquello podía significar dar fin a la dependencia que EEUU tenía de Europa, en relación al equipamiento militar. Primero intentaría convencer a Le Blanc para que se trasladara a América, pero aquel se negó. Así pues, Jefferson optó por “trasladar” sólo la idea.

El presidente George Washington la aprobó, en cuanto se la presentaron. El gobierno estadounidense temía un posible guerra con Francia que, irónicamente, era su proveedor número uno de mosquetones. Así pues, en 1798, el gobierno de EEUU asignaría el contrato de fabricación de 12.000 rifles, por valor de $13’40 la unidad, al inventor estadounidense Eli Whitney.

Para lograr su cometido, Whitney diseñó un rifle y, para cada una de sus partes, una plantilla (similar a la de los patrones para ropa). Aquellos patrones permitían a cualquier operario cortar iguales pedazos de metal. Entonces, se encontró en el punto en el que se vio en la necesidad de inventar la máquina que permitiera a dicho operario, cortar el metal, siguiendo la plantilla. Antes de ese momento, el metal era cortado con cinceles, lo que no sólo requería de experiencia, destreza y fuerza; sino de una excesiva cantidad de tiempo.

Y llegó la máquina herramienta. Whitney había creado una máquina que empleaba una rueda dentada, (similar a un engranaje), pero con las aristas afiladas y endurecidas, y ligeramente curvadas. Al girar la rueda (la fresa), los dientes golpeaban el metal, cual cinceles continuos, y la rotación de la fresa aseguraba la uniformidad de los golpes. Aquella máquina se fijaba, mediante prensa, a la mesa de trabajo; mientras, la plantilla se fijaba, a su vez, sobre el metal a labrar. Así se cortaban, siguiendo el contorno del patrón, múltiples piezas iguales.

Aquel artefacto era un avance tal, para su tiempo, que permanecería prácticamente sin cambios durante casi un siglo y medio. En EEUU, recibiría el nombre de milling machine (literalmente, máquina moledora), y sería rebautizada en el idioma español como fresadora.

Aquella máquina ideada por Whitney, la primera de la gran familia de la actual fresadora, significaría sentar las bases para la implementación del sistema de fabricación y la línea de montaje: la innovadora idea de Le Blanc. Dicho avance convertiría a Francia y EEUU en las potencias pioneras en la industria de la fabricación en cadena.

En un futuro, John Ford primero, en sus talleres de fabricación de coches, y otros del sector, después; se harían cargo de explotar dichos conceptos en la industria.

Ahora que conoces la historia de la máquina herramienta, quizá quieras acompañarnos a descubrir los tipos de fresadoras que puedes encontrar en el mercado.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Tagged on: ,

Informar de enlace roto